Foto: Alberto Sáiz
Compartir

El pianista valenciano Francesc Llop i Álvaro, doctor por la facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València y profesor de Conservatorio, ha realizado el primer estudio científico y musical de las campanas de las 91 catedrales de España. En su trabajo ha catalogado las características sonoras de un total de 855 campanas sobre el total de 1.096 que podemos escuchar hoy en día.

En otros países de la Unión Europea “hay numerosos estudios musicales de sus campanas, -estos pertenecen al mundo de los carillones y por lo tanto se trata de instrumentos afinados que están pensados para hacer melodías”-, en nuestro país “se trata del primer estudio científico y musical de estas características sobre campanas tradicionales”, según el joven músico.

La tesis de Francesc Llop i Álvaro elabora un inventario de las campanas desde un punto de vista sonoro, cuya aplicación permitirá la sustitución de una campana por otra de similar sonido en el caso de rotura, o añadir una nueva que mantenga la coherencia musical interna con el resto del conjunto”, según ha explicado. Del total de campanas analizadas, la más antigua ha sido la que lleva por nombre la “Bamba” de la Catedral de Oviedo fechada en el año 1219, y las más modernas ya datan de principios del siglo XXI.

Llop analiza mediante programas informáticos y una serie de experimentos las características de cada una de las cinco notas principales de cada campana así como los sonidos de cada instrumento, cómo se forma y cómo se produce. Además, este análisis técnico se compara con la percepción o “nota de golpe” de cada campana, es decir el sonido que se cree escuchar cuando las campanas suenan, que no siempre concuerda con uno de los parciales que se encuentran de manera física en la campana, ya que el tono final, como dice Rogers, es un hecho subjetivo.