Compartir

Tras unas Fallas en las que la ocupación hotelera ha sido inferior a años anteriores, concretamente 5 puntos por debajo de 2017, Valencia espera remontar esta Semana Santa y alcanzar el 90% durante los días más grandes de las Pascuas. Dicha cifra resulta llamativa si se compara con tasas de años anteriores donde la ciudad quedaba vacía debido a un éxodo masivo de los ciudadanos hacia las zonas costeras de la Comunitat.

Hoteles y apartamentos oficiales ya están preparados para hacer frente a esta afluencia turística que previsiblemente cumplirá con las expectativas de los empresarios del sector. Sin embargo, como sucede siempre en estas fechas hay un factor de difícil predicción que podría hacer cambiar las previsiones hoteleras: el tiempo.

El cliente de Semana Santa en Valencia es en su mayoría de carácter nacional lo que supone un mayor porcentaje de reservas de última hora dificultando así poder vaticinar la tasa de ocupación hotelera para estos días de fiesta.

El presidente de la Confederación de Empresarios Turísticos de la Comunitat Valenciana tiene claro que la Semana Santa dejará unas buenas cifras en el Cap i Casal y sus alrededores. Además de Valencia, puntos de playa como Benidorm o Jávea serán otros de los destinos con mayor demanda donde muchos hoteles podrán colgar el cartel de completo siempre que el tiempo acompañe.