Compartir

Saborear un buen pan recién hecho y sobre todo, elaborado de la manera más artesanal es uno de los placeres que más agradece quién sabe apreciar el trabajo muy hecho. Y ese parece que es el objetivo de Jesús Machi que ha reabierto un antiguo horno en plena plaza del Tossal, en el barrio de Carmen de Valencia. El panadero utiliza materias de primera calidad que aúna con espíritu de superación.

Pero a pesar de la artesanía de su pan, Machi no ha querido dejar detrás la vanguardia. Con una buena ‘masa madre’, los productos de este panadero que ya cuenta con un primer horno en el barrio de Russafa, son apreciados por su sabor, su textura y su acabado perfecto.

Machi se embarca en esta nueva aventura, recuperando un establecimiento histórico de la ciudad para convertirlo en todo un referente de la tradición alimentaría de Valencia.