bus
Compartir

A pesar de que fue el lunes 15 de mayo cuando comenzó a aplicarse la nueva normativa municipal, será esta noche cuando los valencianos vivan el primer fin de semana sin poder estacionar sus vehículos en el carril bus de la ciudad.

Como ya anunció la Concejalía de Movilidad Sostenible será hoy cuando arranque la primera fase del plan de mejora del servicio nocturno de autobús con la duplicación las noches de viernes y vísperas de festivos del servicio ofrecido en las líneas N1, N6, N89 y N90, las cuatro más utilizadas hasta ahora dentro de la oferta nocturna de EMT.

Esta mejora, que supondrá la rebaja de la frecuencia de paso de estas líneas a tiempos inferiores a 30 minutos, irá acompañada de la primera campaña de difusión en paradas del servicio nocturno que ofrece la EMT, de manera que en cada parada en la que se presta servicio nocturno figurará un nuevo cartel destacando con precisión las diferentes horas a las que llegará a esa parada el autobús nocturno, tanto entre semana como los fines de semana. De esa manera, los ciudadanos podrán saber de un solo vistazo si en esa parada hay servicio nocturno y cuánto falta para su llegada.

Aparcar en el centro, ahora pagando

Entre 5 y 6’95 euros costará como máximo aparcar en el centro de la ciudad tras el anuncio de las nuevas tarifas planas lanzadas por las empresas Aza, Empark, Interparking para sus aparcamientos en Barón de Cárcer, el Mercado de Colón, Glorieta, Porta de la Mar y Ruzafa, cinco de los aparcamientos más céntricos de la ciudad que ofertan un total de 1.420 plazas.

A ellas se sumarán también el parking situado en la céntrica Plaza de la Reina con una tarifa plana de 5’95 euros desde las 22 hasta las 6 horas y el aparcamiento Lauria con tarifa máxima de 6’5 euros a los usuarios que las utilicen entre las 22 horas y las 8 de la mañana del día siguiente.