zaragoza
Compartir

El Valencia CF cumplió con nota alta el trámite de la siempre sorpresiva Copa del Rey al repetir victoria ante el Zaragoza por 4-1, en un encuentro en el que Marcelino dio continuidad a sus hombres de este torneo y en el que repitió casi el mismo once de la ida en La Romareda salvo la entrada de Zaza por Orellana. Ese bloque le dio entonces el triunfo por 0-2 en Zaragoza con goles de Rodrigo y Parejo, de penalti, y este jueves los artilleros fueron Santi Mina, con un doblete, Rober, que reaparecía un año después de una grave lesión, y Ruben Vezo, además de destacar el debut con el primer equipo del juvenil Ferrán Torres, una de las joyas de la Academia VCF

El Zaragoza salió a por todas en busca de un gol rápido que le diera vida a la eliminatoria, jugó muy adelantado, presionó mucho y quiso no dejar maniobrar a su rival. Pero el Valencia CF fue dejando pasar los minutos y en el 10 a punto estuvo de llegar el primer gol en una rápida acción entre Andreas y Lato con centro del lateral al que no acertó por poco Santi Mina. Era el primer aviso de los de Mestalla, el segundo en el minuto 19 con un zapatazo de Andreas que el meta Ratón despejó con dificultad.

Y como no hay dos sin tres, a la tercera recibió el premio máximo. Este Valencia CF está acostumbrándose a ser letal en ataque y en una rápida contra Zaza se la puso en bandeja a Santi Mina para marcar el 1-0 de disparo raso y ajustado. El choque llegaba a la media hora y los de Mestalla daban calor a una noche muy fría en la capital.  Andreas no quiso ser menos que su compañero y en un slalom personal quiso sorprender al meta desde lejos, pero su disparo salió fuera por poco.

A partir de ese momento fue ya un monólogo blanquinegro ante un rival que, eso sí, no le perdía la cara a un encuentro y a una ronda ya muy cuesta arriba. Santi Mina, en el 44, pudo lograr el segundo tanto, pero su cabezazo se marchó a la izquierda del meta. Así, con el 1-0 en el marcador acabó una primera parte en la que el Valencia CF no pasó apuros ante un voluntarioso Zaragoza que peleó, pero sin ninguna mordiente ofensiva.

Tras el descanso, el Valencia CF siguió luchando como si todo empezara de cero y en el minuto 52, un robo de balón de Zaza pudo ser el segundo de la noche, pero su disparo con la derecha tras regatear al portero dio en la red de la portería pero por fuera. Y el italiano, con ganas de marcar, se inventó varios regates para chutar, Ratón despejó y Santi Mina, con frialdad, aguantó y le batió por bajo para hacer el segundo al filo de la hora de juego. Siete dianas del delantero gallego, con doblete en Copa.

El equipo de Marcelino mantuvo la intensidad pese a los cambios y Rober, que se estrenaba esta temporada, marcó todo un golazo al recibir el balón, regatear al central y batir con la izquierda a Ratón. Mejor debut imposible para un jugador maltratado por las lesiones. Mestalla era una fiesta y más aún cuando el técnico hizo debutar también al delantero juvenil Ferrán Torres, campeón de Europa y subcampeón del mundo Sub-17.

Los compases finales, con Mestalla entregado a su equipo, fueron de auténtica locura con muchas llegadas en ataque de los valencianistas y goles de Ruben Vezo para hacer el cuarto de los blanquinegros y de Pombo para el tanto del honor del Zaragoza. Con 4-1 se acabó un choque entretenido para ser un trámite y en el que Marcelino pudo dar minutos a los menos habituales.