vigente campeón
Compartir

Valencia Basket visitará por primera vez en su trayectoria europea la pista del vigente campeón de la Turkish Airlines Euroleague viajando a Estambul para jugar ante el Fenerbahçe Dogus (jueves 2, 18:45h, Ulker Sports Arena, Movistar Deportes 1). El equipo taronja recupera dos efectivos para este partido, debido a que ya cuenta para la competición continental con el ala-pívot croata Damjan Rudez y que ha recuperado al alero cántabro Fernando San Emeterio, ausente por una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha desde la final de la Supercopa Endesa. Sin embargo, el técnico Txus Vidorreta mantiene las bajas de Antoine Diot, Joan Sastre y Latavious Williams. Valencia Basket llega a este duro compromiso metido en una racha positiva de juego y resultados (encadena cinco triunfos consecutivos) y con el aval de ser la mejor defensa de la competición (solo 65,5 puntos encajados por partido). El equipo taronja ocupa al inicio de esta quinta jornada de la Turkish Airlines Euroleague la tercera posición con un balance de 3-1, tras conseguir dos triunfos en la doble jornada de la semana pasada en la cancha de Baskonia y ante Unicaja.

Fenerbahçe Dogus Istanbul jugará su segundo partido como local en esta Turkish Airlines Euroleague viniendo de una derrota por la mínima en la cancha del Panathinaikos (70-68) y de un cómodo triunfo en la pista del Galatasaray en la Liga Turca (62-83) en el que Obradovic pudo dar descanso a gran parte de sus jugadores titulares en la Euroliga. El conjunto turco mantiene la baja del serbio Nikola Kalinic, aunque el base Bobby Dixon (Ali Muhammed en su pasaporte turco) se incorporaba esta semana a los entrenamientos después de estar dos meses alejado de las pistas por una lesión en la cadera y podría hacer su debut en la actual temporada en el partido del jueves. En el único precedente entre estos dos equipos en Turquía, la victoria fue para el Fenerbahçe por un ajustado 75-73.

Vidorreta: “Queremos competir igual que lo hemos hecho hasta ahora”

El entrenador de Valencia Basket Txus Vidorreta señaló en la rueda de prensa previa al partido que “queremos jugar, ver las sensaciones de enfrentarnos al campeón de Europa, a Zeljko Obradovic, el entrenador más laureado de la historia del baloncesto europeo. Queremos seguir dando buena imagen, compitiendo, como está haciendo el equipo en todos los partidos que hemos disputado hasta ahora. Y con la ilusión de ganar, por supuesto que sí. Me preocupa todo del Fenerbahçe. Es una plantilla enorme. Probablemente recuperen a Dixon, que con Wanamaker y Sloukas son tres bases que no necesitan presentación. En los pívots Vesely, Melli, Datome al tres-cuatro, Jason Thompson con un físico excepcional. Y tienen jugadores en la línea exterior como Nunnally o como Guduric que todo el mundo conoce de sobra. Es una plantilla de primerísimo nivel”.

San Emeterio y Rudez, altas en el equipo taronja

Valencia Basket puede ganar hasta dos jugadores en su rotación respecto al último partido de la Turkish Airlines Euroleague con la vuelta al equipo activo de Fernando San Emeterio y del ala-pívot Damjan Rudez. El alero cántabro volvió el lunes a los entrenamientos tras superar la lesión muscular en el bíceps femoral derecho que le ha tenido alejado de las pistas desde la final de la Supercopa Endesa, ha viajado con la expedición a Estambul y podría volver a las pistas en el caso de que el entrenador Txus Vidorreta lo estima oportuno. También espera su turno para hacer su debut como taronja el croata Damjan Rudez. Inscrito ya para disputar la Turkish Airlines Euroleague, Rudez ya formó parte de la convocatoria en el partido de Liga Endesa del pasado domingo ante Herbalife Gran Canaria, pero no llegó a debutar.

El equipo taronja mantiene para este partido tres bajas: la del escolta Joan Sastre (microrrotura en el psoas izquierdo), la de Antoine Diot (que sigue con la recuperación de la lesión de rodilla que sufrió en el Eurobasket) y la del pívot norteamericano Latavious Williams (que sigue recibiendo tratamiento para su lesión en la tibia de la pierna derecha). Tras un ciclo de cinco partidos en diez días, algunos de los jugadores más castigados físicamente como Bojan Dubljevic o Alberto Abalde han descansado durante algunos entrenamientos. Pero trabajarán con el grupo en las dos sesiones que hay planificadas en Turquía y podrán jugar el partido del jueves. El joven pívot islandés Tryggvi Hlinason completa la convocatoria del Valencia Basket para este encuentro.

Primera visita a un vigente campeón de la Euroliga

Valencia Basket visitará por primera vez en su trayectoria europea la pista de un campeón de la Euroliga vigente. En sus anteriores participaciones en la máxima competición continental, el calendario no le había hecho coincidir con el ganador de la temporada anterior. No ocurrió en la temporada 2003-04, donde el equipo taronja no se encontró con el FC Barcelona. Ni en la Euroliga 2010-11, donde volvió a participar tras un triunfo en la campaña anterior del equipo azulgrana sin llegar a encontrarselo. Y tampoco en la Turkish Airlines Euroleague de la temporada 2014-15, donde el por entonces vigente campeón Maccabi Tel Aviv tampoco quedó encuadrado en el mismo grupo del conjunto taronja. El encuentro de mañana será, por tanto, la primera oportunidad de Valencia Basket de rendir visitar al campeón de la Euroliga.

Equilibrio en los precedentes en Turquía

Valencia Basket volverá a jugar un partido oficial en Turquía más de tres años después de visitar la pista del Galatasaray (el 23 de octubre de 2014) en su última participación en la Turkish Airlines Euroleague. El equipo taronja ha jugado hasta el momento diez partidos de competición europea en Turquía, con un balance de cinco triunfos y cinco derrotas. Valencia Basket se ha llevado la victoria en las pistas de Besiktas (00-01), Turk Telekom (01-02), Ulker (03-04), Galatasaray (09-10) y Banvit (12-13). Por el contrario, Valencia Basket cayó derrotado en su primera visita al país otomano, a la pista del Pinar Karsiyaka (temporada 00-01); dos veces contra el Efes Pilsen (en la 03-04 y la 10-11), ante Fenerbahçe (campaña 10-11) y en el último precedente, el citado anteriormente en la pista del Galatasaray, por un marcador de 71-64.

El partido del jueves será la segunda vez que Valencia Basket visite al Fenerbahçe en la Euroliga, la primera en el nuevo Ulker Sports Arena. En el único precedente, disputado en el Top16 de la Euroliga 2010-11, un doble tapón de Preldzic sobre los dos triples finales lanzados por el equipo taronja impidió a Valencia Basket tener opciones de llevarse un partido que perdió por un ajustado 75-73. Solo Rafa Martínez, autor de ese doble lanzamiento final, sigue en su equipo entre los protagonistas de aquel encuentro.

El acierto turco contra la mejor defensa de la competición

Fenerbahçe Dogus supone una dura prueba para la defensa del Valencia Basket, que llega a esta quinta jornada de la Turkish Airlines Euroleague como el equipo con menos puntos encajados por partido (65,5) con mucha diferencia sobre su inmediato perseguidor (Olympiacos, con 70,5 puntos recibidos por partido). Valencia Basket es el equipo que más tapones pone (4.75, por 4,5 del Fenerbahçe, que es segundo en este apartado) y séptimo en robos (6 por partido). Y es la mejor defensa siendo el equipo que menos faltas comete en la competición (18,25).

El equipo turco amenaza desde más allá del arco con el segundo mejor porcentaje en triples de la Euroliga (43,8%), aunque Valencia Basket también está haciendo daño a sus rivales con este aspecto (40,8% de acierto en triples). En este sentido son decisivos el perfecto 7/7 de Alberto Abalde o el 7/11 de Rafa Martínez en el tiro de tres puntos. Los dos equipos están muy cerca en cuanto al reparto de asistencias (18 del Fenerbahçe, cuarto en este apartado, por 17,8 del Valencia Basket, quinto), aunque Valencia Basket está por encima en valoración. El equipo taronja es segundo en esa clasificación con 100,75 créditos por partido, mientras que el conjunto turco es octavo.

La renovación del primer campeón turco de la Euroliga

Fenerbahçe Dogus Istanbul consiguió la pasada temporada romper con la maldición de Turquía en la máxima competición continental de clubes, logrando el primer título de la Turkish Airlines Euroleague para su país. Aunque consiguió retener a buena parte del equipo campeón, la NBA tentó a varios de sus jugadores y se los llevó a la Liga profesional americana. Es el caso del alero serbio Bogdan Bodganovic, que ya ha jugado su primer partido como titular en los Sacramento Kings y que acredita 12,3 puntos por partido. O del pívot Ekpe Udoh, que ha puesto su veteranía y su capacidad física al servicio de los Utah Jazz. El que fuera número 1 del draft de la NBA en 2013, Anthony Bennett, firmó con los Phoenix Suns tras levantar el título europeo, pero su contrato fue cortado y fue enviado a los Northern Arizona Suns de la G-League. El único que sigue en Europa entre los jugadores que abandonaron el equipo es el pívot macedonio Pero Antic, que milita en las filas del Estrella Roja. Para cubrir estas ausencias han llegado a Estambul el combo guard norteamericano Brad Wanamaker (que llega desde el Darussafaka), el joven exterior serbio Marko Guduric (procedente del Estrella Roja), el ala-pívot italiano Nicolo Melli (que fue elegido en el segundo quinteto de la Turkish Airlines Euroleague de la pasada temporada cuando competía con el Brose Bamberg) y el que fuera número 12 del draft de 2008 Jason Thompson, que completa la posición de pívot tras 8 temporadas en la NBA, aunque la 2016-17 la jugó en China.

El rival: Fenerbahçe

El vigente campeón de la Turkish Airlines Euroleague no tiene a ningún jugador entre los doce mejores en valoración (el mejor es el griego Sloukas, 13º con 16 créditos de valoración de media) pero impone la fuerza del colectivo, con hasta cinco jugadores diferentes por encima de los 12 de valoración. Obradovic no ha repetido el cinco inicial en ninguno de los cuatro partidos disputados hasta el momento y solo un jugador tiene el rol de titular indiscutible en la Euroliga, el pívot checo Jan Vesely (12,5 puntos, 5 rebotes, 1,3 tapones y 14,3 de valoración). Con la ausencia hasta este partido de Bobby Dixon, los bases Sloukas (11,8 puntos y 6,3 asistencias) y Brad Wanamaker (12,5 puntos, 3,5 rebotes, 4,3 asistencias y 14,8 valoración) son los dos jugadores que más juegan y los que más valoran hasta el momento en este Fenerbahçe Dogus. La dupla italiana que forman Luigi Datome (13,5 puntos, 3,8 rebotes y 12,3 de valoración) y Nicolo Melli (8,8 puntos, 7 rebotes y 12,3 de valoración) completan el quinteto de jugadores que están por encima de la docena de valoración y que disponen de más minutos.

Sin Nikola Kalinic, todavía lesionado, el norteamericano Jason Thompson (6 puntos y 4,5 rebotes) es la principal rotación en el juego interior, con algo de protagonismo para Duverioglu (0,7 puntos y 0,7 rebotes). Mientras que James Nunnally (5,5 puntos) y el joven Guduric (5,3 puntos) son los principales jugadores de banquillo en la rotación exterior. Dos internacionales turcos como Mahmutoglu y Guler apenas tienen protagonismo en competición europea aunque son fundamentales en la Liga turca.