alerta
Compartir

El calor persiste y Valencia está ya en alerta amarilla por temperaturas máximas de 36 a 38 grados, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) a través de su página web.

Aunque la alerta amarilla no supone un riesgo para la población en general sí puedo serlo para actividades concretas y para grupos de edad determinados como en el caso de los mayores de 75 años o los niños, todos ellos vulnerables a padecer los efectos del calor por su mayor dificultad para regular la temperatura corporal.

Para evitar casos de deshidratación y golpes de calor los profesionales sanitarios aconsejan a la ciudadanía que sigan una serie de pautas como por ejemplo hacer deporte al mediodía, hidratarse bien y vestir con ropa fresca. Además, hacen hincapié en la necesidad de usar protección solar si se va a estar expuesto para evitar daños en la piel.