Compartir

Un macho de urogallo en celo, ave incluida en los catálogos nacional de especies amenazadas, ha muerto en Benasque tras ser acosado por grupos de turistas que querían fotografiarlo mientras exhibía su plumaje para atraer la atención de hembras. La necropsia esclarecerá las causas del fallecimiento aunque los expertos apuntan a que fue el estrés producido por los humanos lo que acabó con su vida.