Alameda
Compartir

El Ayuntamiento de Valencia, a través de la Delegación Municipal de Parques y Jardines dependiente del Área de Medio Ambiente, lleva a cabo la campaña de poda externa de árboles singulares y protegidos, correspondiente al otoño, en los ficus situados en la Alameda de Valencia.

Las tareas de poda se están llevando a cabo por personal especializado, con la ayuda de una de las grúas con plataforma elevadora de mayor altura de que disponen los Bomberos, ya que en estos ejemplares las ramas tienen una gran longitud y es complicado realizar las tareas de inspección y poda sin la ayuda de estos medios.

Para la realización de las actuaciones ha sido necesario el corte de la circulación de vehículos en la vía de servicio de la Alameda, así como en el paso de peatones, de forma provisional.

TAREA DE PREVENCIÓN

En la campaña de revisión del Arbolado Protegido Municipal, la Delegación de Parques y Jardines está haciendo especial énfasis en aquellos ejemplares arbóreos que, tanto por su excepcional tamaño como por su ubicación, es necesaria su revisión con más frecuencia ya que hay que realizar estudios de su biomecánica, para minimizar los riesgos de rotura, y permitir la entrada de luz al interior de la copa, favoreciendo así el crecimiento de sus ramas y hojas.

La poda de los ficus se ha generalizado en buena parte de la ciudad para renovar las copas de los árboles, unas tareas de mantenimiento que la concejala de Parques y Jardines, Pilar Soriano, ha dicho que “el anterior ejecutivo del PP descuidaba por completo, hasta el punto de que, por ejemplo, los ejemplares de Marqués del Turia llevaban 40 años sin ser aligerados de ramas y hojas”.

Concretamente, los árboles que se están podando ahora en la Alameda, dos tuvieron tarea de mantenimiento hace tres años y el otro, más cerca del edificio de la Cigüeña, hace seis años.