Compartir

Torrent ha vuelto ha salir a la calle para celebrar el día de los valencianos, pero este año lo ha hecho de una forma especial, donde el tejido social y festero ha tenido, más si cabe, un gran papel con una semana cultural llena de actos y que concluyó el mismo 9 de Octubre con un componente especial. Y así lo definía el concejal de Fiestas, Alfred Costa, antes de empezar la procesión cívica y el homenaje a Jaume I.

Eran las siete y media de la tarde cuando salía la Real Senyera del Antiguo Ayuntamiento. Y poco después, una comitiva de representantes del mundo de la fiesta torrentina, autoridades polítícas y de los cuerpos de seguridad empezaban el recorrido por las calles de Torrent, a ritmo de música y bailes tradicionales, hasta llegar a la Plaza Mayor. Allí, con un público expectante, los músicos del Círculo Católico ofrecieron un concierto con varias piezas que recibieron los aplausos del público. Un público, especialmente emocionado en el momento en que sonaba el Himno de Torrent y el Himno de la Comunitat.

Y por fin, llegaría el momento más esperado, la Cremà de la Falla Reinaixement, una iniciativa muy bien recibida por todos los torrentins que, como cada año, no han faltado a la cita de los actos programados por con motivo de la celebración del 9 de Octubre.

Un espectáculo pirotécnico en la fachada sur de la Torre daba a la encendida de esta peculiar Falla. Una estructura artística diseñada y creada por el torrentí David Moreno y su compañero Miguel Arraiz, que ha visitado el desierto de Nevada y finalmente ha vuelto a casa. Un proyecto en el que el Ayuntamiento se ha involucrado al máximo y ha querido involucrar a todos los colectivos locales y del que el alcalde, Jesús Ros, hablaba con satisfacción.

Además, el hecho de coincidir el 50 el aniversario de ocho comisiones falleras de la ciudad y el año en que las Fallas han sido declaradas Bien de Interés Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, quien tampoco quiso faltar a la cita va el diputado nacional por Valencia José Maria Chiquillo y  presidente internacional del Programa Unesco Ruta de la Seda.

También el director del Intituto Confucio de la Universitat de València, Vicente Andreu, quien reconoce la importancia de Torrent y propone entrelazar vínculos culturales con China.

A su fin, una ambiciosa programación que ha recogido cada uno de los elementos que significan las fallas, las fiestas valencianas y ser valenciano: pirotecnia, música, artes plásticas, diversión, saberes tradicionales, artistas falleros, esfuerzo colectivo y creatividad, entre otras.