tormentas fuertes
Compartir

La Comunitat Valenciana registrará hoy miércoles intervalos nubosos y se esperan chubascos de hasta 30 litros por metro cuadrado en una hora, sobre todo por la tarde, según la predicción de la Aemet, más probables por la tarde y en el interior de Castellón, que localmente podrían ser fuertes y ocasionalmente acompañados de tormenta. Las temperaturas experimentarán un descenso.

Los chubascos se desplazan este miércoles a la mitad este peninsular, donde un total de once provincias estarán en aviso por riesgo de lluvias y tormentas.

Durante la jornada, se esperan chubascos en la mitad este peninsular y en Baleares, que irán acompañados de tormentas ocasionales y pueden ser localmente fuertes y con granizo especialmente en el entorno de Pirineos, puntos de Cataluña, norte de la Comunitat Valenciana, Baleares y de las sierras turolenses y del sureste peninsular.

Medidas de prevención ante las tormentas

Si estás en el campo se aconseja:

– Nunca echar a correr durante una tormenta y menos con la ropa mojada, esto es muy peligroso. Se crea una turbulencia en el aire y una zona de convección que puede atraer el rayo.

– Deshacerse de todo material metálico (piolets, bastones, mochilas con armazón, palas, azadones, rastrillos, palos de golf, paraguas, herramientas…) y depositarlo a más de 30 metros de distancia. Los rayos aprovechan su buena conducción. Apagar walkie-talkies y teléfonos móviles, cuyas radiaciones electromagnéticas pueden atraer los rayos.

– Nunca refugiarse debajo de un árbol o una roca o elementos prominentes solitarios. Un árbol solitario por su humedad y verticalidad aumenta la intensidad del campo eléctrico. En cambio un bosque, aunque sea pequeño, puede ser un buen refugio. Cobijarse debajo de los árboles de menor altura.

– Alejarse de terrenos abiertos y despejados, como praderas, cultivos y campos de golf. En estas zonas una persona sobresale bastante del terreno y puede convertirse en un pararrayos. Las tiendas de campaña tampoco son seguras.

Si estás en casa:

– No asomarse al balcón o ventanas abiertas para observar la tormenta.

– En caso de hallarnos en un piso o vivienda, hay que desconectar los electrodomésticos, los aparatos eléctricos y las tomas de antena de televisión, ya que el rayo puede entrar por las conducciones de electricidad y TV causando daños o la destrucción de estos objetos.

– Hay que postponer los baños, las duchas y el lavado de la vajilla o usar agua corriente para cualquier otro propósito hasta que la tormenta haya pasado porque a través del agua existe también riesgo de electrocución.