Compartir

Desde la Agencia Estatal de Meteorología han sido tajantes en su veredicto: los falleros no van a tener que preocuparse por el tiempo. A pesar de que la climatología es muy variable en esta época del año, durante los días grandes de la fiesta fallera el tiempo parece que finalmente se comportará.

El pasado miércoles entró en la península una nueva borrasca y que alcanzó rapidamente la Comunitat Valenciana. Gisel, que así se denominó a este frente atlántico dejó en el cap i casal rachas de viento de hasta 60 kilómetros y precipitaciones débiles. Pero como se suele decir “después de la tormenta llega la calma” y el jueves fue un día más apacible aunque los cielos continuaron nublados. La jornada del viernes fue soleada y el termómetro mantuvo las máximas en 20 grados.

Pero centrémonos en el sábado que es el primer día de la Ofrenda del mundo fallero a la Virge de los Desamparados. Muchos están esperando durante todo el año para encontrarse cara a cara con su patrona y no quieren que el tiempo les estropee un momento de tanta emoción. El viento soplará de manera moderada durante todo el día y el cielo estará cubierto de nubes, pero no lloverá, por lo que la primera jornada del desfile florar se celebrará sin complicaciones.

Algo que tal vez no ocurra el domingo, previa al día de San José y último día de Ofrenda en el que la Fallera Mayor de Valencia, Rocío Gil, le hará entrega del último ramo de flores de las fiestas josefinas de 2018.  Hay amenaza de lluvia, aunque no está nada asegurado que vaya a descargar agua y el viento rebajará su velocidad

Ya para el día de la Cremà las temperaturas serán algo más frías y el viento volverá a soplar con fuerza.