taxistas
Compartir

Cerca de 1.200 taxistas de toda la Comunitat Valenciana se han sumado hoy a la huelga nacional convocada en Madrid para protestar contra la competencia desleal ejercida, a juicio de los manifestantes, por las empresas de vehículos de alquiler con conductor, es decir, compañías como Cabify o Uber.

Mientras que en Valencia se ha convocado un paro de 120 minutos entre las 12 horas y las 14 horas, en Madrid 400 taxis valencianos se han unido a la marcha realizada entre la estación de Atocha y el Congreso de los Diputados.

Los convocantes de estas protestas tanto a nivel autonómico como nacional han sido las asociaciones ATCV, la Confederación de Autónomos del Taxi, la Unión de Asociaciones de Autotaxis, USO, AET y Elite Taxi. Todas ellas tienen como objetivo lograr una mayor regulación del Gobierno para limitar las licencias de Vehículo con Conductor (VTC) en España.

Cabify opera con normalidad

La compañía ha anunciado que hoy operará con normalidad respetando el derecho a huelga por parte de los profesionales del sector del taxi.

Además, en el comunicado emitido por Cabify han señalado que los taxis no son sus competidores ya que aseguran que la misión de la empresa es sustituir al vehículo particular dentro de las ciudades para “acabar con el tráfico urbano y por tanto con la contaminación”.

En lo referente a la liberalización del sector, Cabify ha manifestado que “todos los agentes del sector deberían trabajar conjuntamente con la Administración para buscar la forma de asegurar la evolución del mercado y la protección de todos los que se encuentran dentro”. Al mismo tiempo, la compañía de vehículos ha reiterado que opera “de forma legal a través de licencias VTC” y ha recordado que Cabify no puede “captar ningún cliente directamente en la calle” puesto que los usuarios deben solicitar dicho servicio a través de la aplicación móvil por lo que consideran que no estarían ante un caso de competencia desleal a los taxistas.