Compartir

La tasa turística sigue en el centro del debate de la Comunitat Valenciana después de que Podemos presentara una propuesta de resolución que fue aprobada recientemente en Les Corts. Las proyecciones realizadas por la conselleria lanzan un cálculo de recaudación de entre 40 y 48 millones de euros anuales, lo que supondría duplicar el presupuesto de la Generalitat destinada a turismo. En el estudio, presentada a los empresarios, se prevé que el impuesto se aplicaría a los alojamientos turísticos con un importe que se pagaría por persona y noche hasta un máximo de siete pernoctaciones y dicho importe sería para un máximo de dos personas. La tasa incluiría también los apartamentos turísticos, tal y como demanda el sector hotelero y contemplaría dos importantes excepciones. La primera tiene en cuenta el peso del turismo familiar a la Comunitat y establece que no pagarían la tas alos menores de 16 años. La segunda beneficia especialmente a los hoteles de Benidorm ya que los turistas que viajan con el Imserso tampoco pagarían la tasa. La polémica medida llega con importantes dudas políticas. Mientras Compromís la apoya, el PSPV ha pasado de la negativa inicial a estudiarla y el PP ha anunciado la presentación de una proposición no de ley para que no se ponga en marcha.