Corpus
Compartir

El tapiz floral del Corpus Christi, que ya está instalado en la Plaza de la Virgen de Valencia, representa, este año, un retablo gótico decorado en pan de oro con una representación del Santo Cáliz en el centro. El tapiz, en el que se representa el retablo con agujas y cúpulas góticas, ha sido realizado por la empresa alicantina Decourba y van a utilizar más de 300 kilos de flor seca de distintas variedades.

La imagen del Santo Cáliz, con volumen y revestido con flor natural fresca, está coronada por una nube de querubines y sostenido por dos arcángeles, según han indicado a la agencia AVAN fuentes de Decourba.

Por otro lado, en el tapiz “también hemos querido rendir homenaje a los Campaners de la Catedral de Valencia y por ello en los laterales de la obra se representa a algunos campaneros en el interior de la torre del Miguelete tocando dos campanas”, han añadido.

La instalación del andamio comenzó el jueves por la tarde mientras que la colocación de las flores tuvo lugar el viernes por la mañana. Igualmente, el panel del tapiz mide 6 metros de ancho y 8,5 de alto y en su composición ha trabajado un equipo de 18 personas de la empresa alicantina durante 15 días.