Compartir

Ya ha llegado la famosa cuesta de enero, la época del año en la que toca apretarse el cinturón y contener los gastos. Detrás quedan ya los días de Navidad en los que los valencianos hemos comprado, comido y bebido casi por encima de nuestras posibilidades. La solución para pasarla está muy clara y es la de quedarse en casa y seguir tirando de las sobras de Navidad, entre otros consejos a tener en cuenta.

A pesar de que el panorama económico de las familias se ha podido ver resentida hay ciudadanos que se muestran esperanzados y confían en que con las rebajas la cuesta remonte.

Crear una cuenta de ahorro o hacer una lista de gastos y de ingresos nos puede ayudar a controlar la economía doméstica. Pero siempre hay afortunados que no les hace falta poner en marcha estos consejos perque la vida los sonríe.

Los expertos recomiendan poder planificar el dinero que se va a gastar y pensar dos veces si es necesario o no el gasto que quiere realizarse. De esta manera la pendiente de la cuesta de enero no será tan exagerada.