Compartir

Se supone que es un instrumento para ayudar a los niños con déficit de atención pero el fidget spinner se ha convertido en el nuevo juguete de moda que no solamente usan los más pequeños de la casa, los adultos también han caído en las garres de este juguete que ha irrumpido en los hogares valencianos como un remolino.

Y precisamente, su funcionamiento es como el de un ventilador. Se sujeta con dos dedos por el centro y se da vueltas creando, como las aspas de un ventilador, un movimiento casi hipnótico y que muchos usan como método de relajación y anti estrés.

Pero a pesar de haberse convertido en todo un fenómeno de masas y contar con una legión de adeptas, también está encontrando sus detractores. Hace unos días un profesor publicaba una carta en Facebook sobre este nuevo juguete.

En el escrito cuestionaba las nuevas formas de educar a los niños y niñas a base de objetos creados para evitar el aburrimiento, un hecho que, según el parecer del docente, era perjudicial porque de este modo el niño nunca despertaría su ingenio. Lo que está claro es que este invento responde a una moda divertida que, como todas, acabará para pasar de largo pegando vueltas como las aspas del spinner.