Compartir

Hace más de una década Rafael Rodrigo y Francisco Peleger, dos socios fontaneros valencianos, diseñaron un producto que permite ahorrar el agua que no utilizamos. En lugar de abrir el grifo y esperar a que el agua se caliente, Smartwater avisa cuando el agua está caliente con una luz que cambia del color azul al rojo.

El agua fría que no se utiliza se almacena en un depósito y puede ser utilizada para otras acciones que no requieran agua caliente como, por ejemplo, lavarse las manos.

Los principales objetivos de Smartwater son el ahorro de consumo de agua y energético, reducción de las emisiones de CO2, aumento del confort y ahorro económico en las instalaciones.

Smartwater ya se encuentra en lugares como California o República Dominicana, comercializado bajo la marca IDI. Es un producto con conciencia ecológica y trata de paliar el derroche diario de litros de agua, el invento ha conseguido acabar con ese problema y, además, ahorrar ingentes cantidades de energía y emisiones contaminantes.