Santo
Compartir

El Santo Cáliz de Valencia, también popularmente conocido como el Santo Grial, suscita sensaciones de admiración entre unos y escepticismo entre otros. Los visitantes que recorren a diario la Catedral de la capital del Turia acuden a ver esta reliquia, protagonista de numerosas historias y leyendas, preguntándose cómo pudo acabar en Valencia y si es realmente la Copa utilizada por Jesucristo durante ‘La última cena’.

Según los estudios de Don Antonio Beltrán (1960), el Santo Grial es una copa alejandrina datada de los años 100 al 50 antes de Cristo. La historia apunta a que es el mismo Cáliz con el que se instauró el sacramento de la Eucaristía la noche de Jueves Santo. Sin embargo, tras la muerte de Jesús de Nazaret fue trasladado a Roma por el apóstol San Pedro hasta que San Sixto II (Siglo III) fue enviado a Huesca con el Grial.

Su llegada a Valencia se debe a Alfonso V el Magnánimo, quien en el año 1424 trajo el relicario a la ciudad tras recibirlo en herencia ya que el monasterio de San Juan de la Peña (Huesca) lo había regalado veinticinco años atrás al Rey de Aragón, Martín el Humano.

Desde 1437 el Santo Cáliz fue guardado en la Catedral de Valencia donde se ha conservado durante todos estos años, a excepción del período de la Guerra Civil Española (1936-1939) que se escondió en Carlet para salvaguardarlo.

Actualmente los visitantes de la Catedral pueden encontrarlo en la Capilla del Santo Cáliz aunque hay dos días del año en los que se traslada al altar mayor: el Jueves Santo durante la celebración de la ‘Santa Misa en la Cena del Señor’, así como en la ‘Fiesta anual del Santo Cáliz’ celebrada el último jueves del mes de octubre.

Además, para potenciarlo a nivel internacional desde la Generalitat Valenciana se ha impulsado la creación de la denominada ‘Ruta del Grial’ con el objetivo de “cultivar los valores vinculados al Grial” según anunció el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, durante la presentación de la iniciativa.

Turismo apuesta por el Santo Cáliz como motor cultural de Valencia