caso de legionela
Compartir

La Conselleria de Sanidad no da por finalizado el brote de legionela que ha afectado a la urbanización de Calicanto de Chiva, en el que se han visto afectadas siete personas, una de las cuales falleció el pasado día 1 de agosto.

La consellera del rango, Carmen Montón, ha hecho esta aclaración después de que el Ayuntamiento de Chiva haya informado en un comunicado que el brote había finalizado tras confirmar Salud Pública que no había rastro de la bacteria ni en el depósito ni en la red. Aunque también ha confirmado, la consellera, que ya no se ha detectado ninguno más.

El comunicado del Consistorio asegura que, tras la hipercloración del pasado 16 de agosto, todas las mediciones y analíticas han confirmado que no existe rastro de legionelosis ni en el depósito ni en la red. Asimismo, la UTE Aguas de Chiva se ha comprometido a mejorar la prevención, ya que fue sancionada por la Conselleria de Sanidad por la falta de cloración del agua en distintos puntos de la red de abastecimiento de agua de Calicanto.

En el mismo escrito oficial, el Ayuntamiento asegura que se mantienen las recomendaciones realizadas a la población el pasado 16 de agosto. Además, ha enviado un mensaje de tranquilidad a la población y ha pedido confianza en el trabajo de los profesionales de la salud.

Desde que se conoció la noticia a mediados de mes, el caso no ha estado exento de polémica ante la preocupación de los vecinos, que han denunciado la falta de información. De hecho, el coordinador de Política Social del Grupo Popular en Les Corts, José Juan Zaplana, criticó que los vecinos seguían sumidos en la inquietud ante la falta de respuestas desde la administración autonómica.

Sobre el fallecido en Torrent por legionelosis, Montón ha señalado que “todavía no se puede relacionar con el brote de Calicanto, porque hay que cuadrar fechas y otras consideraciones”.