Compartir

La Fallera Mayor Infantil, Daniela Goméz y la Fallera Mayor de Valencia, Rocío Gil, han sido entrevistadas por José Gonzalez en el programa Vive las Fiestas de 7 Televalencia. Allí nos han contado lo que esperan de este año como máximas representantes de las fallas.

Rocío empieza diciendo que “es un sueño hecho realidad, para una fallera de toda la vida, llegar a lo más alto y ser Fallera Mayor de Valencia, es un sueño que cualquier fallera sueña y llegar hasta ahí, cuesta asimilarlo, pero super feliz, super agradecida. Daniela cuenta que en el momento de la llamada del alcalde de Valencia, Joan Ribo, estaba con toda su familia en su comisión, resalta que esta super contenta, muy feliz. “Me ha cambiado la vida bastante, ahora todos los días tenemos cosas, entrevistas o algunos actos y he conocido a mucha gente”. “En el colegio me están ayudando un montón, todos me están felicitando, están muy orgullosos de mí, en la falla también están muy contentos”.

La Fallera Mayor de 2018 subraya que le ha cambiado la vida por completo, “en el momento en que suena el teléfono y el alcalde dice tu nombre, te cambia la vida, te cambia tu casa, te cambia todo”. “Yo seguí el consejo de no hacer caso a las quinielas, de hecho, no vi ninguna, porque realmente no sabes lo que va a pasar, las quinielas no valen, vale la opinión del jurado, decidí confiar conmigo misma, disfrutar de las pruebas y de las fallas”. “En mi falla, la de la Merced, están muy contentos, además soy la única Fallera Mayor de Valencia, hubo una infantil en el año 1990, Belén Medina, pero Fallera Mayor de Valencia no había habido ninguna, están pletóricos, muy felices conmigo. Ellos siempre que pueden me acompañan. Vamos a tener muy cerquita la falla con las mascletas, siempre que se pueda vamos a pasar por mi falla, por mi plaza para ver a todos los falleros que seguro que lo agradecen mucho”.

Rocío comenta con orgullo que con 15 días hizo la Ofrenda, como “fallera de toda la vida es una gran satisfacción representar a todo el mundo fallero, es llegar a lo más alto de la fiesta, ahora que somos Patrimonio Inmaterial de la Humanidad es actuar como embajadoras de nuestra fiesta”. “La agenda es casi imposible hacerla, ahora no solo hay actos como Fallera Mayor de Valencia, hay que ir a indumentaristas, orfebres, intentar compaginar todo es complicado”.

Por lo que respecta a los estudios, Daniela comenta que “en el coche mientras venía a esta entrevista estaba preparando con Rocío un dictado, soy bastante responsable, intento compaginar las fallas con los estudios”. Rocío indica que “en los estudios he presentado el trabajo final de Master, lo voy a defender en el tribunal, espero compaginarlo todo, soy muy ordenada, muy exigente, me gustaría que el trabajo saliera tal y como soy”.

Sobre el acto que esperan con mayor ilusión Daniela subraya que está esperando que llegue el día de la exaltación y las mascletas. Rocío quiere “disfrutar cada acto al máximo porque cuando pasa ya no vuelve, ya no vas a volver a ser Fallera Mayor de Valencia, no vas a volver a esa junta local, o ese acto en concreto. El acto que espero con muchísima ilusión es el momento en que subiré a besar a la Virgen tras la exaltación infantil”. Para acabar Rocío resalta que es una mujer muy fallera, amo mucho nuestras fallas, le gustaría que los falleros la conocieran como es, “me gustaría llegar a todas las partes de Valencia, la gente que nos necesita o requiera, estar con ellos, sentirme cercana a ellos”.