Compartir

Sagunt muestra su gran apuesta por la cultura y su patrimonio, especialmente en el año en que le ha sido otorgada, a la capital del Camp de Morvedre, el sello de Capital Cultural Valenciana 2018-2019, junto con Potries.

El pistoletazo de salida en una programación más amplía, y marcada por este distintivo, fue de la mano del Festival de Recreaciones Históricas Saguntum Invicta con su segunda edición.

Vecinos y vecinas y curiosos de diferentes puntos de la geografía valenciana disfrutaron y quedaron sorprendidos con las diferentes puestas en escena. Personajes de todo tipo- desde magistrados a sirvientes- volvieron a tener protagonismo en varios desfiles por las principales calles del casco histórico, acabando en el Teatro Romano, lugar en el cual se desarrollaron los ludus, las diferentes recreaciones de luchas clásicas y rituales.

La gran novedad fue la recreación de un entierro íbero en la Plaza Mayor. Música, fuego, indumentarismo de la época y un público atento hicieron que la historia cobrara vida en la ciudad. Además, con la participación de varios grupos de recreación histórica procedentes de toda la geografía española.

El colofón a la principal jornada inaugural, de la citada distinción, lo puso la compañía Xarxa Teatre con ‘Ara Pacis’.

Un montaje que transmite un mensaje pacifista. El título hace referencia a los altares de la guerra que construían los romanos porque los dioses no los abandonaron y pudieran disfrutar de largos periodos sin violencia. Unos altares que acabaron convertidos en cenizas por nuevas guerras o religiones.

Xarxa Teatre utiliza todas las técnicas escénicas habituales en sus montajes: itinerancia, grandes elementos móviles, uso escénico de la pirotecnia, efectos lumínicos espectaculares…