Compartir

Requena ha sido una de las localidades valencianas que ha vuelto a apostar por la Feria Internacional de Turismo para dar a conocer sus bienes turísticos: el patrimonio histórico y la riqueza gastronómica.

Es en este segundo aspecto donde el municipio destaca con el vino y el embutido. Dos productos fundamentales que cada año cobran protagonismo en la Feria del Embutido, una cita imprescindible que regresa el 8 de febrero para celebrar su 25 aniversario.

Además de la gastronomía, Requena destaca por su valor patrimonial con espacios como el Museo de la Seda o el de la Fotografía, entre muchos otros.

Desde la localidad de Requena aseguran que ya se ha notado un repunte turístico avalado por unos datos muy satisfactorios que esperan crecer durante 2018.