Compartir

Rafelbunyol ya está inmerso en sus fiestas en honor a Sant Antoni, unas de las más tradicionales y populares del municipio y que tendrán su punto álgido este fin de semana. El alcalde del municipio, Fran López, y representantes de los festeros de 2018 han estado en el programa ‘ Vive las Fiestas’, de 7 Televalencia,para detallar la importancia de esta festividad y cómo se vive en esta localidad de l’Horta Nord.

Una fiesta, destaca López, con más de 70 años de historia, muy característica y que los vecinos y vecinas “llevamos muy dentro”. Por eso, “queremos que se conozca más allá del ámbito local”.

Y con esta premisa, los festeros ya “están en la guerra”, metafóricamente hablando, ultimando los preparativos de los que serán los actos fuertes, entre los que la Plantà de la ‘Barraqueta’, la Falla y la Cordà tienen un fuerte protagonismo, junto a otros y sin olvidar su vertiente religiosa en honor al patrón de los animales. Y es que, Sant Antoni en Rafelbunyol es una “tradición muy nuestra, muy del pueblo”, remarcan los protagonistas, en la que participan vecinos y vecinas de todas las edades porque “se nace con ella”.

Las celebraciones comenzaron el viernes 12 de enero, pero no será hasta el viernes 19 de enero cuando empiece el grueso de su programación.

Los festeros, a las 16.30 horas desde la puerta del Colegio, recorrerán las calles del centro de la localidad en una cabalgata que finalizará con una chocolatada a la puerta del Ayuntamiento, seguida de la quema de la falla pequeña a las 18.00 horas.

A las 20.00 horas, se procederá la representación de la marcha de Sant Antoni en el desierto, tentado por el demonio desde la iglesia hasta la falla.

Al caer la noche, a las 21.00 horas, llegará el momento de la quema de la hoguera en honor en Sant Antoni frente al Ayuntamiento. Después de darle las 3 vueltas de rigor al fuego, empezará la ‘Cordà’. Centenares de cohetes iluminarán el cielo del municipio, disparados en el recinto vallado instalado en la calle Magdalena, de 12 metros de alto y 60 metros de largo.

El sábado, 21 de enero, es día de las calderas y procesión. A primera hora de la mañana empezará la elaboración de las tradicionales calderas en la calle Magdalena. A partir de las 14.00 horas, después de la bendición de las mismas, se procederá al reparto de caldera, entre toda la vecindad que haya adquirido un ticket.

Mientras se cocina la olla junta, a las 11.30 horas, tendrán lugar unas cucañas para los y las más peques de la casa.

Por la tarde, a las 17.00 horas, se procederá a la quema de la barraca seguida de otra ‘Cordà’. Finalmente, alrededor de las 20.00 horas tendrá lugar una solemne procesión por el recorrido de costumbre que concluirá con una mini “mascletà”

El domingo, 22 de enero, concluirá la conmemoración de la festividad, con el acto más multitudinario de todos: la bendición de los animales.

A partir de las 12.00 horas en la puerta del Ayuntamiento, centenares de mascotas, vestidas con sus mejores galas, recibirán la bendición de Sant Antoni Abad, patrón de los animales, mientras los festeros llevan a cabo el tradicional reparto de estampitas.