Compartir

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha propuesto este lunes, 9 d’Octubre, a todos los presidentes y presidentas de las comunidades autónomas abrir un “espacio de reflexión” que permita impulsar un “nuevo pacto de la Moncloa territorial” que “estabilice” un “nuevo modelo federalizante” que, “de una vez por todas”, respete la singularidad entre territorios, pero, sobre todo, garantice la igualdad entre la ciudadanía.

Puig ha pedido recuperar hoy, momento en el que se vive “la crisis más grave de nuestra reciente historia”, el “espíritu de diálogo” que permitió alumbrar hace 41 años, en un contexto más difícil, los pactos de la Moncloa, y ha subrayado que “la solución no pasará nunca por recentralizar”. Por ello, ha reivindicado un “proceso de reforma” que no debe entenderse -ha dicho- como “un gesto de debilidad ante nadie”, sino como la voluntad de desarrollar “un nuevo proyecto de España”.

El jefe del Consell ha defendido este planteamiento durante su discurso en el acto institucional con motivo del 9 d’Octubre, Día de la Comunitat Valenciana, celebrado en el Palau de la Generalitat, en el que el Gobierno valenciano ha entregado también las distinciones que anualmente concede a diversas personalidades y entidades por su contribución al enriquecimiento de la vida cultural, social y económica de la Comunitat Valenciana.

En su intervención, Puig ha recordado que, desde que se aprobara la Constitución Española en 1978 y el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana en 1982, la actitud valenciana ha sido “la lealtad reivindicativa”, un talante que, para el president, permitirá también superar la actual crisis territorial del Estado.

“En esa lealtad reivindicativa este 9 d’Octubre quiero expresar la voluntad del pueblo valenciano de formar parte de un proyecto compartido, justo y solidario”, ha aseverado al respecto el president del Ejecutivo valenciano, quien ha insistido también en que es “tiempo de soluciones” para los problemas de infrafinanciación e infrainversión que sufre el territorio valenciano.

En ese sentido, Puig ha reafirmado el compromiso de la Generalitat de conseguir que el problema valenciano “forme parte de la solución de España” y ha definido este 9 d’Octubre como “un horizonte compartido”. “Hoy, más que nunca, esta fecha representa el valor de estar unidos desde la diversidad”, ha aseverado.

Reivindicación de la política

En su discurso institucional con motivo de la celebración del 9 d’Octubre, el president de la Generalitat ha incidido también en la idea de que “la Comunitat Valenciana es un proyecto de futuro, socialmente avanzado, innovador, moderno e inclusivo”.

Es por ello que ha hecho un llamamiento a alcanzar una “unidad inclusiva” que permita generar un “patriotismo cívico” en el que tengan cabida todas las sensibilidades, personales y colectivas. Ha insistido además en la necesidad de “reconstruir diariamente los consensos sociales” para evitar que los proyectos políticos enfrentados dividan a las personas.

En esta reivindicación de la política, el jefe del Consell ha destacado que, desde la Comunitat Valenciana, ya se están dando pasos para impulsar “grandes cambios” y “construir ese patriotismo cívico”, siempre “desde la estabilidad que da credibilidad, la honradez que da confianza y el diálogo que da esperanza”.