Olmos
Compartir

El Ayuntamiento del Puig ha plantado diez olmos en diferentes lugares del visibles del pueblo para recuperar la presencia de este árbol en el municipio.

Se trata de una variedad de olmo, “el Ulmus minor”, que tiene la particularidad de ser resistente a la grafiosis, una enfermedad que afecta a los olmos tradicionales y que está siendo la responsable de su desaparición en muchas zonas de la Comunidad Valenciana.

El concejal de Medio Ambiente, Vicent Porta, señala que “en nuestro pueblo siempre hemos tenido la presencia de este árbol, pero la extensión de la enfermedad estaba acabando con la población autóctona. Con la plantación de estos diez ejemplares garantizamos la continuidad de la especie “.

La iniciativa se ha podido llevar a cabo gracias a la Diputación de Valencia, que ha dado los ejemplares en el Ayuntamiento a través de un programa piloto del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente que trata de recuperar e incrementar la presencia los olmos en diferentes poblaciones de España.