Compartir

El PSPV elegirá a su próximo secretario general mañana 16 de julio. Los militantes del partido deberán elegir entre el actual líder socialista y president de la Generalitat, Ximo Puig y su contrincante y alcalde de Burjassot, Rafa García. Dos opciones que han presentado sus propuestas en las últimas semanas en una campaña reñida y muy marcada por el resultado de las últimas primarias del PSOE en las que salió vencedor Pedro Sánchez.

Ximo Puig apuesta por un proyecto de país y un PSPV marcado por el federalismo. En el último cara protagonizado por los dos candidatos, el jefe del Consell apuntaló sus propuestas apelando a su veteranía, a su conocimiento del funcionamiento orgánico de la formación y a su experiencia como president de la Generalitat, un  cargo que para Puig debe ir de la mano con el del de secretario general del partido.

Por su parte, Rafa Garcí, quien consiguió menos apoyos que Puig en la presentación de avales para oficializar las candidaturas, ha basado su estrategia en acusar al actual dirigente del PSPV en estar muy centrado en su trabajo en la Generalitat y descuidar la dirección del partido. El alcalde de Burjassot también hizo mención a los resultados electores de Ximo Puig en las últimas elecciones autonómicas y añadió que el peso del Govern lo lleva Compromís.

Mañana, las sedes del PSPV-PSOE, se abrirán de par para recibir a los miles de militantes del partido que deberán decantarse por la opción más tradicional de Ximo Puig y la más novedosa de Rafa García.