Moragues
Compartir

El delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha condenado “rotundamente las agresiones de ayer” en la manifestación de la Comissió 9 d’Octubre en València y ha anunciado que la Policía ha abierto una investigación.

Por su parte, Compromís, Podemos y Esquerra Unida han pedido la dimisión del delegado del Gobierno como responsable de los agresiones de ayer por parte de simpatizantes de extrema derecha y ultras contra asistentes a la manifestación de la Comissió 9 d’Octubre. El PPCV también ha condenado las agresiones “vengan de donde vengan”, y ha mostrado su “pleno respaldo” a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado “y a la labor que llevan a cabo”.

Pero, a pesar de la petición de dimisión, el portavoz socialista en Les Corts, Manuel Mata, ha pedido la comparecencia en el Congreso de los Diputados del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y del delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, en les Corts para explicar qué medidas se adoptaron y quiénes son los culpables de las agresiones y ha añadido que si este dimitiera “sería un chollo”, pero no se está “en el terreno de las palabras”, pues hay personas agredidas “por violentos, por gente que ha cometido delitos de odio, racismo y xenofobia”.

La portavoz adjunta de Compromís Mónica Álvaro ha indicado que presentarán mociones en los Ayuntamientos de la Comunitat e intentarán que haya una declaración de condena en Les Corts, y ha reiterado la petición de dimisión “inmediata” de Moragues “por no saber, por no querer y por no poder garantizar la seguridad” de los manifestantes.

Para el portavoz de Podem, Antonio Estañ, “era de esperar que sucediera lo que sucedió”, ya que había convocatorias de “muchos grupos de ultraderecha”, y no se puso en marcha “ningún mecanismo de prevención”, ha cuestionado Estañ, para quien las imágenes que se han podido ver en toda España son “una vergüenza inaceptable”.

El diputado de Ciudadanos Antonio Subiela ha defendido que “hay que condenar y erradicar la violencia”, venga de donde venga, y ha señalado que lo altercados de ayer fueron “un mal broche para el día de todos los valencianos”.