Protección datos
Compartir

En La Marina de Valencia, se ha instalado un prototipo de objeto urbano inteligente con la finalidad de probarlo y de mostrar públicamente las posibilidades que ofrece para el turismo inteligente.

Se trata de un banco solar autónomo que permite conectarse a Internet por Wifi, cargar por inducción dispositivos electrónicos móviles y acceder mediante una pantalla táctil antivandálica a apps de interés para turistas y ciudadanos.

El prototipo se ha desarrollado en el proyecto de I+D NODOS-TURISMO (Nuevos objetos para ciudades conectadas y sostenibles: investigación y desarrollo de un prototipo de objeto urbano inteligente orientado al turismo; enero 2016- abril 2018), está financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), cofinanciado por el Programa Operativo FEDER de la Comunidad Valenciana 20142020 y coordinado por el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMME). Cuenta con la participación del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE), la cooperación de empresas de varios sectores (mobiliario urbano, madera, cerámica, construcción con madera y domótica/sensórica) y la colaboración de los especialistas externos Kiyanshid Hedjri y Antoni Castells Sanabra.

La iniciativa se enmarca en La Marina de Valencia Living Lab. A través de esta plataforma, el frente marítimo se posiciona como un espacio de experimentación con tecnología a escala urbana, con el objetivo de que entidades y empresas puedan testar sus prototipos y productos innovadores.

Banco solar instalado en La Marina Real de Valencia.

NODOS- TURISMO

El objetivo general de NODOS-TURISMO consiste en la investigación y desarrollo de un prototipo de objeto urbano orientado al turismo, integrable en plataformas de comunicaciones propias de Ciudades Inteligentes o Smart Cities, en el cual se utilizan materiales inteligentes derivados de la madera y la cerámica. Algunos ejemplos de objetos urbanos son mobiliario público, paradas de transporte público, alumbrado, señales, paneles informativos, fuentes, pérgolas, lavabos públicos, pabellones pequeños, estructuras decorativas, barreras y bolardos, kioscos y exoesqueletos de edificios.

NODOS-TURISMO se plantea como una oportunidad para que las empresas valencianas de las industrias madera-mueble y cerámica accedan al mercado emergente de las Ciudades Inteligentes, que supondrá un mercado de alto valor añadido en los próximos años. También está planteado para mejorar la calidad de los servicios turísticos, especialmente importantes para la economía de la Comunidad Valenciana.