Compartir
El pleno del Ayuntamiento de Valencia, que se está celebrando en la mañana del jueves, pretendía aprobar con casi toda certeza la última medida propuesta por el concejal de movilidad, Giuseppe Grezzi. Sin embargo, de momento el carril bus continuará siendo zona de aparcamiento nocturno para los coches por falta de consenso entre los grupos municipales del Ayuntamiento.

En las últimas semanas ha estado sobre la mesa la polémica propuesta por Compromís para no permitir el aparcamiento en el carril bus por las noches. Aunque al principio parecía que PSPV y València en Comú no iban a dar su apoyo a esta medida, las aguas parecen calmadas.

Las últimas decisiones para apaciguar los ánimos con tarifas planas en siete aparcamientos públicos de la ciudad a 6,5 euros la noche y aumentar progresivamente la frecuencia de paso de los autobuses parecen haber conseguido su objetivo.

Tanto PP como Ciudadanos han presentado mociones en las comisiones informativas y al pleno de hoy para escenificar la división interna del tripartito que gobierna el Ayuntamiento de Valencia. Pero no pasará, las tres formaciones políticas rechazaron las mociones en las comisiones informativas y hoy harán lo mismo en el pleno.