Compartir

Desde que el autobús de ‘Priscilla, reina del desierto’, aparcase en Valencia, la ciudad se ha convertido en una fiesta. Las tres drag queens más irreverentes del music hall, cuentan las pericipecias que tiene que pasar al atravesar el desierto australiano en busca de nuevas aventuras, todo ello adornado con canciones tan conocidas como I will survive o It’s rainning men, dos de los temas más conocidos dentro de la iconografía gay.

Estrenado en el Lyric Theatre de Sidney en el año 2006, Priscilla, reina del desierto, ya ha sido representado con enorme éxito en Broadway, Londres, Brasil, Argentina, Canada, Corea del Sur, Filipinas, Grecia, Israel, Italia, Holanda, Nueva Zelanda, Singapur, Suecia, además de en sus extensas giras por USA e Inglaterra, confirmándose como el nuevo musical más espectacular y divertido de la cartelera internacional.

Con la extraordinaria puesta en escena original con la que fue estrenado en Londres, Priscilla en sus dos temporadas en Madrid fue visto por más de 400.000 espectadores y recibió los premios Broadway World y Premios del Teatro Musical 2015 como el Mejor Musical en Madrid, incluyendo el premio como Mejor Actor Protagonista al actor Christian Escuredo, en su papel de Felicia. (Cabaret lo fue en 2015/2016). Ha sido reconocido como el musical de mayor recaudación en Barcelona donde se ha representado en el Teatro Tívoli desde octubre de 2016 a febrero de 2017.

Priscilla vuelve a lucir los vestidos más brillantes y las plataformas más vertiginosas en un elenco de 40 artistas que harán cantar y bailar un público, como el valenciano, de lo más entregado hasta el 3 de diciembre.