Compartir

Según el informe mensual de precios de venta de una web especializada en el sector, la vivienda de segunda mano en Comunidad Valenciana en agosto de 2017 tuvo un precio medio de 1.283 euros por metro cuadrado. Esta cifra registró un ascenso del 0,58% frente al pasado mes de julio, el tercer incremento más pronunciado de España. Interanualmente, se produjo un recorte del -0,57%, el segundo menos relevante de todo el país.

Comunidad Valenciana fue la séptima autonomía más barata del país, por detrás de Castilla-La Mancha (843 €/m²), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en agosto de 2017 registró un precio medio de 1.528 euros por metro cuadrado, arrojando una subida mensual del 0,20%. De un año a otro, el recorte fue del -1,99%.

El precio de la vivienda sigue moviéndose entre márgenes razonables, “salvo en determinadas ciudades como Madrid y Barcelona, donde la escasez de obra nueva y la mayor accesibilidad hipotecaria están encareciendo notablemente los inmuebles”, comenta Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com. El empuje de la vivienda usada es un fenómeno que arroja cifras récord de compraventa: “El mercado de segunda mano está muy presionando por la demanda, que está protagonizando operaciones que ya alcanzan niveles precrisis”.

Alemany espera que “las adquisiciones de suelo por parte de las promotoras, que este año han pisado el acelerador, logren atemperar el protagonismo de la vivienda usada”. Respecto a estas empresas, el directivo señala que “es esencial que sus planes de negocio se materialicen en tiempo y forma, sin obstáculos administrativos que los retrasen, con el fin de que los nuevos desarrollos residenciales amplíen la oferta existente y suavicen la brecha entre tipologías”.

Castellón de la Plana, la novena capital más asequible de España

Mensualmente, la provincia de Valencia (0,67%) arrojó el tercer repunte más abultado del panorama nacional, y Alicante (0,57%) el quinto. Por su parte, Castellón (-0,44%) cayó moderadamente. Respecto al año pasado, Alicante (2,03%) obtuvo la quinta posición en el ranking general de incrementos. Valencia (-2,22%) y Castellón (-3,94%) se ajustaron de forma contenida. En cuestión de precios, Alicante (1.464 €/m²) fue la provincia más cara de la autonomía en agosto de 2017, mientras que Valencia (1.147 €/m²) y Castellón (1.081 €/m²) resultaron más baratas.

Respecto a las capitales valencianas, Alicante (0,87%) fue la quinta capital española que más subió mensualmente, y Valencia (0,50%) la novena. El descenso de Castellón (-0,25%) fue moderado. Valencia (2,59%) fue la séptima capital española que más creció frente a agosto de 2016, y Alicante (1,46%) la décima.

Castellón de la Plana (-5,23%) se ajustó contenidamente en este periodo. Con 1.177 euros por metro cuadrado en agosto de 2017, Castellón de la Plana fue la novena capital más asequible de España. Alicante (1.455 €/m²) y Valencia (1.561 €/m²) fueron más caras.