luz
Compartir

El regreso de las vacaciones vendrá cargado con más luces que sombras, como reza la expresión. Pero con un alto coste. Y es que, el importe de la factura eléctrica para el consumidor medio de la Comunitat Valenciana, en el mes de agosto, ha sufrido una subida de un 4,35 por ciento con respecto al mismo mes de 2016. Esto significa un coste medio de 64,55 euros en comparación con los 61,86 que abonaron los consumidores el pasado año.

Datos datos calculados por la Fundación para la Eficiencia Energética de la Comunitat Valenciana f2e.

Sin embargo, en comparación con julio, la factura se reduce ligeramente durante el mes de agosto.  En cifras, en agosto la luz ha tenido un coste medio de 64,55 euros frente a los 64,76 euros del mes anterior, que implica una bajada del 0,32 por ciento en la factura final.

Por otra parte, y por conceptos, el usuario medio pagará 15,71 euros por el término fijo de potencia, 33,73 por el consumo de energía, 2,53 por el impuesto de electricidad, 1,39 por el alquiler del contador y 11,20 en concepto de IVA.

Además, en una de las próximas facturas, los consumidores que tuvieran un contrato eléctrico durante 2013 podrán apreciar el cobro de un suplemento estipulado en 0,78 euros denominado “Suplemento Territorial”.

Un suplemento que proviene de los tributos autonómicos fijados en ese año para cubrir los costes de las actividades o instalaciones destinadas a la producción de energía eléctrica con fuentes renovables, cogeneración y residuos con régimen primado, al transporte y distribución.