Compartir

El viento es esencial para que las plantas se propaguen, puedan navegar los barcos y además, hoy en día se usa como fuente de energía. Aunque es uno de los fenómenos más molestos es uno de los más necesarios.

Existen varios tipos de viento y cada uno de ellos recibe un nombre diferente dependiendo de la dirección de la que vengan. Uno de los más comunes en verano es el viene de Poniente.

Este viene del oeste aumenta la temperatura y baja la humedad ambiental durante el verano, y hace que el mercurio del termómetro baje durante el invierno. En Murcia, por ejemplo, en 1994 y durante un día de Poniente, se registró la temperatura más alta: 47 grados, nada más y nada menos.