Policía
Agentes de la investigación en una de las viviendas de la organización.
Compartir

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una organización internacional dedicada al tráfico ilegal de ciudadanos procedentes de China y con destino al Reino Unido. Cada víctima pagaba 20.000 euros por el viaje y, una vez en territorio Schengen, permanecían de manera temporal en “pisos patera” situados en diversas localidades catalanas hasta obtener la documentación fraudulenta que era enviada desde su país de origen a través de servicios de paquetería y que les permitía poder viajar de manera irregular hasta sus destinos finales en Reino Unido.

El operativo se ha saldado con la detención de 155 personas, en su mayoría de nacionalidad china, entre los que se encuentran los cuatro cabecillas de la organización que han sido arrestados como presuntos autores de delitos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Material incautado por la Policía Nacional durante la operación.

Cinco testigos protegidos

Durante los tres años de investigación, la Policía Nacional logró que cinco migrantes declarasen contra la organización bajo la figura del testigo protegido, hecho de gran valor teniendo en cuenta el idioma, el carácter hermético de la red y el miedo a posibles represalias.

Una vez analizada toda la información, los agentes llevaron a cabo la operación y realizaron tres diligencias de entrada y registro en localidades de Barcelona -dos de ellas en Santa Coloma de Gramanet y una en Badalona- y se detuvo a los cuatro máximos responsables de organización.

Fruto del operativo se han incautado medios informáticos, terminales móviles, numerosos documentos de identidad falsificados, 11.250 euros y 16.000 yuanes en metálico y dos sellos elaborados artesanalmente que eran utilizados para simular estampas de entrada en el espacio Schengen.

El resto de las detenciones practicadas por delito de falsedad documental se han distribuido de la siguiente manera: 111 en el Prat de Llobregat (Barcelona), 19 en el Aeropuerto de Adolfo Suárez de Madrid-Barajas, 6 en Alicante, 5 en Ibiza, 3 en La Línea de la Concepción (Cádiz), 2 en Avilés (Asturias), 2 en Bilbao, 2 en Castellón y 1 en Málaga.