hielo
Compartir

La nieve y el frío han sido las protagonistas de las últimas jornadas debido a su alta intensidad y ha todas las consecuencias provocadas por este fuerte temporal. El último suceso ha tenido lugar en el interior de Castellón, allí el Consorcio Provincial de Bomberos ha acudido al rescate de once personas que habían quedado atrapadas en sus vehículos: tres en la carretera de El Toro (auxiliados por sus vecinos con un tractor) y ocho en la zona entre Ares, Vilafranca y Benassal.

Según han asegurado, todos ellos fueron encontrados en buen estado de salud por lo que el dispositivo del Consorcio, formado por 150 personas y 14 máquinas quitanieves, pudo continuar con las labores de esparcimiento de sal para derretir el hielo acumulado en las carreteras.

De momento ya se han esparcido entre 250 y 300 toneladas de sal aunque la cifra ascenderá y es que la tarea continuará durante toda la jornada de hoy ya que se espera que las bajas temperaturas (-8 grados) formen unas placas de hielo de hasta 3 centímetros de grosor.

Respecto a la circulación, desde la Dirección General de Tráfico (DGT) aseguran que continuarán algunas carreteras cortadas y otras con circulación restringida para vehículos pesados.