Compartir

Peppa Pig, la entrañable cerdita de dibujos animados, se ha sumado a la lucha contra la basura que se deposita en la naturaleza en el marco de la celebración del Día Mundial de los Océanos. “Basuraleza” es el nombre de esta iniciativa impulsada por Seo BirdLife, en alianza con Ecoembes y la Fundación Oceanogràfic, que tiene como objetivo concienciar a los más pequeños sobre el valor de proteger a los animales marinos de los plásticos.

El acto ha consistido en la suelta de una tortuga recogida y recuperada en el ARCA del Mar del Oceanogràfic y en un taller de trabajo para los más pequeños. Gracias a estas actividades todos los participantes han aprendido el respeto y el amor por la naturaleza y han conocido la gravedad de la contaminación que sufren los mares de la Tierra.

Esta iniciativa medioambiental pertenece al proyecto Libera, un programa que busca concienciar y movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales libres de basura y terminar así con la temida “basuraleza”.

El plan que tu hijo no querrá perderse: ser un pirata y dormir entre tiburones