Compartir

Un ejemplar de raya, de la especie conocida como águila marina, ha parido cuatro crías en el Oceanogràfic de Valencia, un hecho poco habitual. Esta variedad marina es muy común en las costas del litoral valenciano y se reconoce fácilmente por su majestuoso movimiento de aletas.

Raina, la mamá de unos siete u ocho años, fue fecundada por Zeus dentro de los famosos acuarios que rodean el restaurante Submarino donde ha vivido un proceso de gestación y parto de lo más normal. Las crías han sido hembras y todas ellas han nacido sanas con un peso de 200 gramos y una longitud de 22 centímetros.

En la actualidad, los cuatro bebés están siendo alimentados cinco veces al día de una manera muy particular: una papilla elaborada a base de pescados como merluza, arenques o langostinos. Según han informado desde el parque acuático más grande de Europa, la madre también está recibiendo una alimentación especial con suplementos de vitaminas para que pueda criar bien de las cuatro recién nacidas que ya pueden verse si se visita el Oceanogràfic.