Compartir

Miguel Ángel Mayor, chef de Sucede Restaurante, ha conseguido recientemente una Estrella Michelin para la ciudad de Valencia. El galardonado estuvo en el programa Gastroteca de 7 Televalencia, presentado por Esther Cerveró, para hablarnos de su cocina y de su filosofía gastronómica.

El chef resalta en la entrevista que “el restaurante destaca por un pórtico de piedra que combina la gastronomía con la historia. Nos marcamos unas pautas desde el siglo 220 a C. hasta el descubrimiento de América, a partir de ahí buscamos contar la historia de la cocina de la Comunidad Valenciana y del Mediterráneo, nuestros menús recuperan la historia gastronómica de Valencia a través de sus civilizaciones romana, árabe, cristiana. Con los contras de todo producto que no estuviera en aquella época no lo utilizamos como el tomate, chocolate y algún producto más”.

Mayor recuerda “cuando entré en el restaurante me quedé totalmente asombrado porque  es increíble, cuando empiezas a preguntarte el por qué de las zonas, en el salón, nada más entrar en el restaurante, puedes estar dentro y fuera de Valencia. En otra parte, antiguamente era un ludus, era la zona donde los gladiadores iban a descansar, a comer, esa zona era la que pensábamos que tenía que ser nuestro salón, uniendo una experiencia gastronómica con una manera de ocio, que es lo que buscamos. Queremos que todo el mundo se lleve lo que queremos contar”. “Llevamos 1 año de vida, en tan poco tiempo empieza a ser conocido, yo soy la cara visible, pero es importante el trabajo de todo el equipo, que hace que poco a poco podamos seguir adelante. Estoy contento por ir con los grandes cocineros de España, muy contento de dedicar todo esto a todos los trabajadores de Sucede”.

Miguel Ángel resalta que “hay trabajo de documentación histórica, es un esfuerzo añadido al trabajo de cocinero. Afortunadamente tengo un gran equipo que hace que yo pueda estar más pendiente del estudio, de ir avanzando, haciendo cosas nuevas, porque al final es lo que quiere el público”. “Sucede se refleja en los 15 años que llevo pensando en otros restaurantes, que afortunadamente me han dado la oportunidad de estar en sus casas y cocinar. Por cada sitio que pasas, por todas las casas puedes aprender cualquier manera de cocinar, también la manera de ser como persona, la manera de poder tratar a un compañero, la manera de ver una cocina”. “Contamos la historia de nuestro Menú, el largo tiene 40 platos, 2 horas y media sentado en una mesa, tenemos un pequeño libro para evitar que el camarero tuviera que estar explicando toda la historia que hay detrás de ello, tendría que estar muy pendiente de las mesas y a veces podría ser pesado. Por no estar tanto encima, pensamos que cada vez que pidan un Menú le ponemos al lado un libro pequeño donde está reflejada toda la historia que hacemos a través de un menú, tiene un apartado de dibujos míos contando el por qué de los platos, el por qué de los materiales, la manera de comer”.

Sobre sus proyectos de futuro se muestra ilusionado por la nueva andadura que van a tener en el palacio renacentista de La Serena en Benifaraig, comenta que “es un palacio del S. XV, necesitábamos un espacio más grande a parte de Sucede porque perdíamos muchos eventos, porque solo caben 90 personas, buscamos un lugar para hacer celebraciones con un número mayor de personas. Dentro de la Serena, un espacio muy grande, vamos a tener la recuperación de la huerta, un apartado de investigación y desarrollo, una arrocería, un apartado de eventos, todo lo que se pueda hacer alrededor de lo que es la huerta”.