mercado
Compartir

El tradicional mercadillo ambulante que se remonta a la época de Jaume I, L’Escurata, se asienta como cada año a los pies de la catedral de Valencia de 9 a 22 horas. Debido a la celebración de la Virgen de los Desampardos, este mercado tradicional estará al alcance de todos los ciudadanos hasta mediados de junio con la celebración del Corpus Christi.

Como lugar de compra y venta ambulante, en él se pueden encontrar infinidad de objetos y creaciones artesanales y de cerámica. Un territorio de tradición pues era donde los artesanos practicaban su aprendizaje y exponían sus obras para demostrar así su valía y entrar a formar parte del gremio alfarero.

Productos de tradición valenciana acompañan el mercado de L’Escuraeta.

En L’Escuraeta los objetos de barro son los más aclamados siendo los instrumentos de cocina grandes productos de oferta y demanda y es que valencianos de todos los pueblos de la provincia se desplazan a la ciudad para hacerse con uno de ellos.

Junto a ello, L’Escuraeta se caracteriza por mantener viva la memoria histórica de la ciudad con la venta de cerámica valenciana y aunque se estaban empezando a implementar artículos de plástico y derivados, este año el Ayuntamiento ha regulado la venta dejando únicamente la comercialización de todo lo que sea artesanal con el fin de recuperar la tradición del mercado.