Compartir

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha instado a las instituciones y asociaciones de víctimas a trabajar conjuntamente con el objetivo de levantar la “hipoteca del silencio” heredada de la Guerra Civil y el franquismo.

El jefe del Consell se ha expresado en estos términos durante su visita a la excavación de la fosa común 113 del cementerio de Paterna, donde se estima que yacen los restos de entre 52 y 60 personas que fueron fusiladas en dos sacas ejecutadas el 18 de enero de 1940 y el 19 de septiembre de 1941.

El president ha visitado la fosa acompañado del alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, y del presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, entre otros.

El jefe del Ejecutivo valenciano ha mostrado la intención de colaborar con otras instituciones para erigir en Paterna un memorial o centro de interpretación para todas las víctimas del franquismo