Coches
Compartir

(Com. Prensa).- El 22% de los conductores de la Comunitat Valenciana reconoce haber cometido delitos contra la seguridad vial, tales como conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas, circular sin permiso o ir a más de 200 Km/h por una autopista.

Más de 1,1 millones de conductores valencianos ignoran que pueden ir a la cárcel por una cuestión relacionada con la seguridad vial. Desde 2008, se han incoado casi 900.000 procedimientos judiciales sobre seguridad vial, de los cuales 650.000 han terminado en condena. La más habitual es por conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas con un 60% de los casos, seguido de circular sin permiso (27%), provocar un grave riesgo para la circulación (7%) y negarse a hacer un test de drogas o alcohol (3,5%).

En la actualidad, la población reclusa por estos delitos ronda las 1.200 personas, siendo la conducción sin permiso (39%) y el homicidio imprudente (22%) los casos más habituales de ingreso en centros penitenciarios.

Los delitos viales en la Comunidad Valenciana

Los valencianos reclaman más tipificaciones penales: por ejemplo, el 67% cree que llevar a los niños en el coche sin Sistema de Retención Infantil debería ser delito.

La Fundación Línea Directa ha realizado un mapa de delitos viales en el que compara la media nacional de conductores condenados con la de cada comunidad. Para ello, se han enfrentado las sentencias condenatorias de cada región a su censo de automovilistas, obteniendo así indicadores comparables.

En España, el 1,36% de los conductores ha sido condenado por un delito contra la seguridad vial en los últimos 4 años. En este sentido, Baleares, Murcia y Galicía son las regiones que superan con mayor holgura la media española. En el lado contrario se encuentran Cantabria, Extremadura y Aragón, con índices muy inferiores a la media española mientras en la Comunidad Valenciana, más del 1,5% de los conductores ha sido condenado por delitos viales.