MedCruise
Compartir

El puerto de Valencia y la ciudad de Valencia son los protagonistas de esta semana en MedCruise, la Asociación de Puertos de Cruceros del Mediterráneo de la que Valenciaport es miembro activo desde años. Esta importante campaña de promoción, enmarcada dentro de la iniciativa “Puerto de la semana”, tiene como objetivo proyectar la ciudad como destino de cruceros ante los más de 2.000 profesionales de la industria de cruceros de todo el mundo, entre los que se incluyen: líneas de cruceros, navieras, representantes de medios de comunicación, ejecutivos de puertos así como diferentes grupos de interés.

Junto al vídeo promocional “Valencia, ciudad de cruceros”, presentado de manera conjunta entre Valenciaport y Turismo Valencia el pasado mes de diciembre, este monográfico recoge información sobre la ciudad  poniendo de manifiesto las singularidades que la han convertido en uno de los destinos turísticos más populares del Mediterráneo.

Asimismo, esta campaña pone de manifiesto la capacidad que tiene el puerto de Valencia para acoger a todo tipo de cruceros, y hace un repaso de sus infraestructuras. Aunque actualmente el puerto de Valencia cuenta con cuatro muelles para cruceros, con longitudes que van de 219 a 395 metros, está prevista la construcción de una nueva terminal de cruceros que permitirá la llegada simultánea de dos buques de cruceros de hasta 4.000 pasajeros compaginando la operativa de embarque, desembarque y tránsito. Otro de los datos que se destaca en esta información es la previsión para este tipo de tráficos que mantiene la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), y que cifra en aproximadamente 430.000 cruceristas.

En los últimos años, el trabajo conjunto de promoción entre Valenciaport y Turismo Valencia ha estado dirigido a potenciar Valencia como un destino turístico que, además del buen clima y la belleza de su entorno, ponga de manifiesto y suponga una ventaja competitiva frente a otros destinos gracias a importantes factores como son: la seguridad, la falta de saturación y congestión de sus espacios, la accesibilidad que presenta la ciudad para personas con movilidad reducida, así como la autenticidad de la experiencia que supone visitar enclaves de la ciudad en los que el turista se puede sumergir en las actividades cotidianas de sus habitantes.

En este sentido, en los últimos años se ha trabajado para que la oferta crucerística de la ciudad recoja una oferta variada y diferenciada. Este año como novedad, además de las tradicionales rutas por la Albufera, el centro histórico o la Ciudad de las Artes y las Ciencias se han incorporado nuevos recorridos. Entre ellos destacan la Ruta del Arte Religioso, que incluye una visita a la Catedral y a otras iglesias como la recientemente restaurada San Nicolás o San Juan del Hospital; la Ruta de la Seda para conocer el legado histórico de esta industria en Valencia con las visitas a la Lonja de la Seda, al recién restaurado Museo de la Seda y al barrio de Velluters; o la Ruta Valencia y Fallas que permite al turista adentrarse en los principales puntos neurálgicos de estas fiestas declaradas Patrimonio de la Humanidad.