Compartir

Parece que la decisión está tomada y el modelo Alzira gestionado por el grupo Ribera Salud concluirá de aquí a un año. Una medida impulsada desde la conselleria de Sanidad por una cuestión que muchos tachan de ideológica. Es el caso del Síndic de Ciudadanos en Les Corts Valencianes, Alexis Marí, quien así lo declaró en su último paso por 7 Televalencia asegurando que la reversión podría costarle la presidencia a Ximo Puig.

Marí afirmaba en el programa “Ágora” que desde Ciudadanos se sigue apostando por ofrecer al ciudadano la verdad. Datos que muestren las listas de espera, el trato al enfermo y el coste sanitario.

Por otro lado, el Síndic de Ciudadanos tachaba la política de “incoherente” solicitando a la consellera de Sanidad, Carmen Montón, que se comparen los datos antes de tomar una decisión irreversible.

Es este mes de abril cuando la Generalitat arrancará el proceso de recuperación de la gestión del Hospital Universitario de La Ribera. Sin embargo, desde la oposición todavía se trabaja para que esta reversión no llegue a producirse si se demuestra que el modelo Alzira funciona para beneficio de la Sanidad.