marenostrum
Compartir

El Juzgado de Primera Instancia Nº 22 de Valencia ha condenado a Mare Music Events SL a abonar a los afectados el precio de las entradas, los gastos ocasionados, daños y perjuicios y las costas procesales por la cancelación del Festival Marenostrum 2016, tal y como solicitó la Unión de Consumidores de Valencia en la demanda civil colectiva presentada el pasado mes de enero en defensa de los afectados reclamando importe de los daños ocasionados por dicha cancelación.

Cabe recordar que la mercantil vendió durante meses entradas, bonos y cuños para el festival que tenía que celebrarse los días 8, 9 y 10 de julio de 2016 en la Playa dels Peixets (Alboraya). El día anterior al evento, la empresa emitió un comunicado a través de redes sociales e Internet en el que anunciaba que no le concedían la licencia de actividad y por lo tanto procedían a cancelar el festival, cuando muchos jóvenes con las entradas compradas ya se habían desplazado desde sus lugares de origen e, incluso habían reservado y abonado alojamiento para esos días, ante la inmediatez del inicio del evento.

Posteriormente, se celebró el evento los días 28, 29 y 30 de julio en un emplazamiento distinto y con un cartel de artistas distintos, ya que los anunciados inicialmente no pudieron acudir por el cambio de fecha. Ante la falta de respuesta de la empresa a las peticiones y reclamaciones, la Unión de Consumidores de Valencia presentó una demanda civil contra la empresa organizadora, en representación de diversos afectados, solicitando la devolución del importe de las entradas, gastos ocasionados y daños morales, que ha sido aceptada en su totalidad, además de imponer la condena en costas a la empresa.

Cláusulas abusivas

De igual forma, la Fiscalía de Valencia, ante la gravedad de los hechos y las denuncias realizadas por la Unión de Consumidores de Valencia, interpuso en un primer momento un procedimiento judicial contra la empresa organizadora por la existencia de cláusulas abusivas en las entradas que se vendieron, y posteriormente contra Rain Clasic SL por utilizar las mismas cláusulas para el Festival Marenostrum Experience de 2017, cláusulas que recientemente han sido declaradas nulas por los Juzgados de lo Mercantil de Valencia.

Las resoluciones judiciales han dado la razón a la Unión de Consumidores de Valencia y a la Fiscalía de Valencia en la defensa de los derechos de las personas afectadas por los incumplimientos de estas de empresas organizadoras de festivales, y pone de manifiesto la necesidad de un mayor control por parte de la Administración en la autorización de este tipo de eventos, garantizando además de los cumplimientos técnicos, de seguridad y respeto al entorno, los derechos de los consumidores y usuarios para evitar situaciones de abusos e indefensión como las ocurridas en el festival del año pasado.