Compartir

La elegancia y la comodidad son dos adjetivos que van unidos a la hora de lucir un vestido regional valenciano. Y una de las claves es el cancán, para darle el vuelo necesario y de la caída perfecta. Tradicional e imprescindible pieza que trabajan a la perfección en una de las firmas referentes del sector del indumentarismo: La Llar del Fil.

Fábrica textil, situada en el municipio valenciano de Tavernes de la Valldigna y dedicada al diseño y la fabricación de toda clase de piezas propias de la artesanía valenciana, especialmente cancanes. Un antiguo campo de pelota valenciana se ha convertido ahora en el espacio donde sus diseñadores y maestros de la costura trabajan para vestir con materiales de alta calidad, tejidos inigualables y perfectos a las representantes de las fiestas.

Combina lo artesano y tradicional con lo moderno e innovador, lo cual  ha convertido a la firma en la una de las empresas más punteras del sector. Ahora, nos muestra, in situ, sus novedades

Pero con su adn de creatividad, este año ha lanzado al mercado dos productos novedosos: el chubasquero para la protección de las faldas y las blusas.

Sus piezas, trabajadas con la máxima cura, son auténticas obras de arte diseñadas para favorecer y realzar las tradicionales indumentarias.

La Llar del Fil es alta costura, creaciones que desprenden elegancia, comodidad y, como no, diseño.