Livermore
Compartir

(EFE).- El Palau de Les Arts ha estrenado una producción de la ópera “Tosca“, de Puccini, planteada por Davide Livermore, director de escena de esta obra, como un plano secuencia sobre el poder temporal de la Iglesia.

Livermore, que el pasado mes de diciembre dimitió como intendente y director artístico del Palau de Les Arts ante las trabas del Consell a su gestión y por no dejarle compatibilizar su cargo con la dirección de escena, vuelve ahora a Valencia como responsable de esta producción.

“Tosca” es una de las obras más conocidas y representadas del repertorio operístico internacional, en las que su compositor aúna la trágica historia de la cantante Floria Tosca y el pintor Mario Cavaradossi con temáticas como la política, pasión, revolución y celos.

La soprano Lianna Haroutounian (Tosca), el tenor Alfred Kim (Cavaradossi) y los barítonos Claudio Segura y Gevorg Hakobyan, que alternan el papel de Scarpia en las seis funciones, conforman el elenco protagonista, bajo la dirección musical de Nicola Luisotti, han informado fuentes del auditorio.

En su adaptación para el Teatro Carlo Felice de Génova y representada ahora en el Palau de Les Arts, Livermore, también autor de la escenografía y la iluminación del espectáculo, ha reflexionado sobre el poder temporal de la Iglesia en una producción ambientada en el año 1800.

Les Arts celebra los ‘European Opera Days’ con ocho días de actividades gratuitas