Compartir

Las tropas moras y cristianas tomaron las calles de Alfafar con un espectacular desfile, en el que la puesta en escena de los festeros, que conforman las comparsas, ofrecieron un espectáculo lleno de color, con vistosos y especiales trajes y música.

Todos participaron en una puesta en escena para encandilar a un numeroso público que se congregó en las calles de este municipio de l’Horta Sud para ver la Entrada de Moros y Cristianos, que lleva más de 20 años celebrándose.

Los ejércitos de la media luna y de la cruz, salieron puntuales desde la calle Xiva, dirección plaza Música Celia Giner, hasta llegar a la plaza Poeta Miguel Hernández. Durante todo el recorrido, las notas de las marchas moras y cristianas que emanaban de las bandas de música hicieron que el público disfrutara de una velada festiva llena de esplendor.

La Entrada de Moros y Cristianos se enmarca dentro del programa de fiestas del barrio Orba, y la Coordinadora de Moros y Cristianos, organizadora del acto por primera vez, la Comparsa Peña del Tito, la Al Hobra i Guerrers Defensors no defraudaron al público.

Ahora, tras unos días de descanso, ya empiezan a pensar en la del próximo año.