Compartir

El toque manual de campanas se ha convertido en una tradición en muchos lugares del mundo, a partir de ahora el campanario de la iglesia de Santa Catalina de Valencia hará sonar las campanas a “toque a cuerda” después de 12 años con motivo de la apertura hoy del Año Santo Jubilar Vicentino. Las campanas de Santa Catalina no sonaban a mano, según fuentes de la Asociación, desde la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en 2006.

De este modo la asociación “Mestres Campaners” recuperan el volteo manual con las dos campanas de la torre, “San Eloy” y “María Asunción”, fundidas en 1846 y 1950, respectivamente. Igualmente, con motivo de la fiesta de San Vicente Ferrer, integrantes de la misma asociación voltearán también a lo largo del día otras campanas de iglesias del centro histórico como las de San Martín Obispo o San Esteban. Con los toques manuales también dará comienzo “Mestres Canmpaners” una campaña para promover mediante suscripción popular la recuperación del conjunto de seis campanas que tuvo en el siglo XVIII la torre campanario de Santa Catalina.