Compartir

El Concurso Internacional de Paella de Sueca ha premiado como mejor paella al Asador Altamira, restaurante de la localidad de Alaquàs. El segundo premio ha recaído en L’Alqueria del Pou, de Valencia. La mejor extranjera la hacen en Japón, en concreto en el restaurante Anocado.

Cuarenta participantes han luchado en Sueca este fin de semana para conseguir el título de la Mejor Paella Valenciana del Mundo de 2017. Anteriormente se han celebrado numerosas semifinales internacionales.

El municipio de la Ribera ha acogido cocineros de todo el mundo, países como Japón, Australia, México, Perú, Francia, Estados Unidos o Costa Rica. Pero sin lugar a dudas los restaurantes valencianos han tenido un papel esencial y han sido las más numerosos.